from lost to the river…

25 May


Nunca he visto Lost. Bueno, miento… Un amigo me pasó las dos primeras temporadas en DVD y aguanté exactamente el mismo tiempo que tardaron en curarle a Jack una herida en la espalda con el whisky de una botellita de mini bar (del avión, claro) y una aguja de coser botones inquietos… Un episodio. No di oportunidad alguna a una segunda cita en la que el feeling hubiese podido ir a más. Desde el principio no conectamos, y a veces es mejor darse cuenta a tiempo… Así que reconociendo que hablo desde la más completa ignorancia sobre la calidad o no de la serie y de su, según muchos, disparatado final, no he podido sentirme estos días más cercana que nunca a sus defraudados seguidores…

Millones de personas en todo el mundo han permanecido atentas desde 2004 a su televisión. Cada semana, a la misma hora, eran miles las excusas para faltar a una cena de amigos o para no coger el teléfono, y todo por el temor a que una pequeña parte de su mundo continuase sin que él pudiese ser partícipe. Qué injusta es la televisión. ¿Por qué nos hace eso, eh? ¿Por qué? Le hemos dado los mejores años de nuestra vida. Nos ha hecho llorar con la muerte de Chanquete, soñar con Lorenzo Lamas y frotar las manos con las barrabasadas de Angela Channing. Y ahora va y nos (se) la juega con un final cochambroso, de risa, infantil, patético (y sólo escribo de memoria lo que primero me vienen a la cabeza de todo lo que he escuchado en estos días). ¡Pero si hasta querían prenderle fuego a Cuatro! Globomedia nunca habría sido tan cruel…

Ellos, quienes la han visto, los pálidos de piel con fotofobia que viven en una gran mansión perdida vete tú a saber dónde, dicen que seis años no podían despedirse así, que una historia en mayúsculas debería cerrarse con algo más que un chiste… Los otros, los que día tras día han escrito las líneas de un guión adictivo, que hacen ruidos extraños en la buhardilla y el sótano y de los que sólo tenemos la intuición de que existen, insisten en que sólo querían darle un final justo y legítimo, como dice el Credo, creo. Y el resto, que nunca nos enteramos de qué iba el rollo éste pero que nos suena sospechosamente a los finales espectaculares de tatatachán de El sexto sentido y Los otros, sólo nos queda pensar dónde habrán ido a parar todas esas horas que no esparcimos por las aguas del Océano Pacífico…

Anuncios

3 comentarios to “from lost to the river…”

  1. por la acracia de dios 27/05/2010 a 13:16 #

    Isabelita,poco te puedo contar de lo que aquí expones porque te juro por los ínclitos Reyes Catolicos que no he visto un minuto de la serie. Ni siquiera sé en que cadena emitían el programa. Debo ser un extraterrestre. Lo que sí deberías hacer es reescribir el guión con un final nuevo si tan decepcionante ha sido. Y otra cosa: dale un poco de difusión a tu blog en fb que tienes bastantes amiguetes. A ver si ahora te va a vencer el pudor. Ánimo. Ya estás tardando en contarnos el segundo capítulo.

  2. Isabel La Caótica 26/05/2010 a 11:48 #

    Imagino que todos somos un poco extremos con nosotros mismos y nos gusta llegar al final de las cosas, aunque el camino se nos haga cuesta arriba. Yo empecé enganchadísima con el primer libro de Millennium, el segundo me lo leí con el convencimiento de que repetiría experiencia (nada más lejos de la realidad) y ahora me veo, con el tercero empantanado, mirándome por encima una página sí y tres no, y con la esperanza de acabarlo cuanto para poder volver a ser una persona q disfruta de los libros. ¿Por qué no lo dejo? Supongo que por querer saber cómo termina todo esto… 😉

  3. Vicintosh 26/05/2010 a 1:04 #

    Jajaja qué bueno, lo de las horas esparcidas por el Pacífico no podía ser más cierto. Yo me encuentro justo al revés que la mayoría: la serie ha llegado a hartarme en el 90% de capítulos (pero un tostón, vaya), pero el querer saber cómo terminaba me ha hecho tragármelos todos (uno es así de tonto, qué remedio). Y en cambio, el final ha sido lo que sí me ha gustado de la serie.Donde se ponga un final que dé que pensar y no se dé todo mascado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ComunicarEnColores

Reina por los pelos

Planes Molones

Planes interesantes y molones para hacer en Madrid y en muchos más sitios

30ypocos

Sobre cómo no tener nada a esta edad puede ser una ventaja

Isabel la Caótica

Reina por los pelos

enero11

Literatura para romper el tiempo.

JaimeGonzalo.com

Web oficial de Jaime Gonzalo, periodista e investigador. Cronista de rock & roll y contracultura.

La serialista

Reina por los pelos

Paco Torres

Reina por los pelos

La voz de Iñaki

Reina por los pelos

Del alfiler al elefante

Reina por los pelos

marujatorres.com

Reina por los pelos

Horas contadas

Reina por los pelos

EL MIERDIARIO DE ALBRET V1.0

Reina por los pelos

Riesgografías

Reina por los pelos

A %d blogueros les gusta esto: